Aislamiento térmico en vivienda - gasalia

Aislamiento térmico. ¿Como puedes mejorarlo?

Aislamiento térmico.

Para que una vivienda mantenga su temperatura de confort es necesario un aislamiento térmico correcto. De nada servirá tener una buena instalación de calefacción si en tu hogar existen zonas por donde se filtra el frío y el aire del exterior. Si tienes este problema, no sólo estás provocando un derroche energético sino también económico porque tu factura será más alta de lo normal. Llegados a este punto es momento de que te plantees posibles mejoras.

Aunque normalmente cuando escuchamos la palabra aislamiento térmico la relacionamos con los muros exteriores de la vivienda, también es importante tener en cuenta otras partes de la casa. Por ejemplo, si vives en un ático, la cubierta de tu edificio debe estar preparada para combatir las temperaturas más frías del invierno y las más calurosas del verano. También aislar térmicamente los muros que separan tu vivienda de la de tus vecinos evitará, además de reducir el ruido, las pérdidas de calor.

Pero hay zonas de la casa que merecen especial atención y que habitualmente provocan una mayor fuga de calor.  Desde  Gasalia te damos unos prácticos consejos que te ayudarán a eliminar esas infiltraciones tan incómodas.

Ventanas.

Por estas se puede llegar a perder hasta un 40% de la energía total. Si tienes en mente cambiar tu carpintería podrás encontrar dos tipos: aluminio y PVC (tipo Veka). Actualmente estos tipos de ventana montan sistemas de doble cristal y cámara de aire. En ellos la diferencia está en el grosor del cristal (4 mm) y de la cámara que hay entre ellos (12mm, 14mm, etc). Estos cristales cada día cuentan con más avances para aislar del frío/calor, como es el caso de Guardian Sun o Climalit.

Destacar también, que algo que influye en el aislamiento térmico tanto de las ventanas de aluminio o de PVC es la rotura de puente térmico. Sistema por el que se consigue crear una barrera entre la temperatura exterior e interior. Esto se hace acoplando piezas de un material de baja conductividad térmica, que haga a la vez de ensamblaje y división entre los componentes de la ventana.

Rotura de Puente termico

Piezas de polímeros para rotura de puente térmico.

Con la sustitución de las ventanas por unas de mejor calidad, no sólo disminuirás las corrientes de aire sino también evitarás que el agua se condense y se forme escarcha.

Por otro lado, si tienes marcos y ventanas antiguas de las que no piensas deshacerte, puedes:

  • Colocar láminas aislantes térmicas adhesivas en su superficie. Éstas podrán ayudar al aislamiento térmico.
  • Cambiar los burletes,  ayudando con esto a minimizar las corrientes, pues suelen estar deteriorados por las temperaturas extremas y dejan de cumplir su función.
  • Rellenar los huecos entre ventana y muro con espuma de poliuretano, evitaras filtraciones de todo tipo.

Suelos.

En nuestras viviendas podemos encontrar gran variedad de suelos ya sean mármoles, pizarras, cerámicos, porcelánicos, etc. Los que más aíslan son el parquet y la tarima flotante. Estos últimos son dos materiales muy cálidos que lograrán mantener la temperatura del interior de tu hogar.

A día de hoy hay materiales que pueden acercarse al parquet y tarima, como son el vinilo. Estos también son más cálidos pero nada que hacer frente a los derivados de materiales orgánicos.

Puertas.

En la medida de lo posible evitaremos la carpintería de aluminio o hierro en puertas, porque estos materiales se caracterizan por su alta conductividad térmica, es decir, dejan pasar el frío y el calor con mucha facilidad.

En caso que no ajusten bien en los marcos y dejen huecos por los que se filtre el aire, sería conveniente que intentemos poner burletes adhesivos para taparlos. En el caso del hueco del suelo existen unos especiales que no influyen en la apertura pero si evitan las corrientes que se generan por debajo de la puerta.

Cajones de tus persianas

Si pudiéramos mirar a través de una cámara térmica, nos encontraríamos con que son uno de los mayores focos de perdida de calor en viviendas.  Para evitarlo es tan sencillo como colocar un aislamiento térmico entre la persiana y la tapa del cajón. En grandes superficies de bricolaje, podemos encontrar productos que nos permitan obtener el resultado esperado, tales como este:

Aislante de cajon de persiana

Paredes

Otro de los focos importantes de la pérdida de temperatura. Realizar un buen aislamiento térmico en ellas, nos garantizará una mejora considerable en el confort de nuestra vivienda, tanto en invierno como en verano.

Actualmente existen empresas, como ecoaisla, que se dedican a realizar trabajos de aislamiento con un resultado de hasta el 50% de ahorro en el consumo de calefacción. El trabajo principal se realiza en el hueco que queda entre nuestra pared y la fachada (cámara de aire), la cual es rellenada con un material que evitará que el frió se cuele por ella y perdamos temperatura.
Ha habido algunas contradicciones preguntando si era lógico tapar la cámara, pues podría provocar condensaciones. Decir que si los trabajos se realizan correctamente y no se dejan zonas sin aislar, la condensación en la vivienda será evitada.

Los materiales que se suelen usar para rellenar la zona son Lana mineral (Lana de Roca), Celulosa y corcho natural. En algunos puntos que son imposibles de aislar (pilares, columnas, etc), se suele utilizar cerámica líquida, que es aplicada como una pintura.

Estos son algunos de los trabajos que podemos realizar en nuestra vivienda de cara a mejorar el aislamiento térmido y mejorar nuestro confort.

Y para seguir ahorrando descubre las calderas de nuestra tienda online al mejor precio. ¡Con financiación a tu medida!

Leave a reply