Trucos sencillos y caseros para ahorrar en calefacción

Empieza a notarse que las temperaturas diurnas y nocturnas cada vez son más bajas. Dentro de poco, muchas familias tendrán que encender la calefacción de sus domicilios y con ello, llegará un gasto extra en la factura que se perpetuará durante todo el invierno.

Hay muchas formas eficientes para reducir el gasto energético y, de esta forma, lograr que el importe a pagar sea más bajo. A veces, no somos conscientes que con sencillos trucos, se pueden lograr efectos asombrosos y conseguir que nuestra casa mantenga la temperatura de confort. ¿Quieres saber cómo?

- A la que el sol se vaya, baja persianas y cierra cortinas. A partir de ahora que a las seis de la tarde es ya de noche, lo mejor que se puede hacer para mantener el calor dentro de la vivienda es bajar las persianas y correr las cortinas. Ambos elementos actúan como aislantes e impiden que el calor se fugue. Si tienes cortinas gruesas mucho mejor porque el poder aislante es mayor.

- Pon burletes. Muchas puertas de entrada a la vivienda dejan escapar por debajo el calor. Si te ocurre adquiere burletes o bien coloca alguna barra de madera o aluminio para evitarlo. Lo podrás hacer también con el resto de puertas de tu hogar.

- Alfombras. Los suelos de terrazo suelen ser los más fríos en invierno. Así que si quieres enfríen menos el ambiente y sean más cálidos, coloca alfombras sobre todo en las zonas más habitadas como el comedor o salón.

- Ventilador de techo. Si eres de los que tiene en el comedor de casa un ventilador de techo, ponlo en marcha unos minutos. El calor que desprenden los radiadores tiene un recorrido ascendente. Lo que conseguirás al encenderlo es que el calor baje y se reparta mejor por toda la estancia consiguiendo que se alcance la temperatura de confort mucho más rápidamente.

- Utiliza el calor de otras dependencias de la casa. Si, por ejemplo, tienes una habitación donde hace más calor que en otras, abre las puertas y deja que salga. Por ejemplo, después de una ducha o un baño, la temperatura es más alta en esta parte de la casa. Puedes dejarlo abierto para que esos grados se repartan por la vivienda antes que abrir la ventana y dejar que se escape.

- Ventila la casa en las horas de más sol. A veces, por horarios laborales, es complicado estar en casa a esas horas. A la que puedas, abre las ventanas cuando el sol calienta más.

Descubre en Gasalia todo nuestro catálogo de calderas y aires acondicionados y nuestros servicios de instalación y de mantenimiento. ¡Te sorprenderán nuestros precios!

Lee también: Los beneficios de las válvulas termostáticas.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información