Las averías más comunes en una caldera

Ahora que, en breve, empezaremos a utilizar la calefacción, es importante conocer las incidencias más habituales o averías que podemos encontrarnos con la caldera que tenemos instalada. Lo primero es no alarmarse y lo segundo, es llamar a una servicio técnico especializado, como el de GASALIA, que pueda solucionarlo lo más rápidamente posible.

Es normal que, de vez en cuando, nuestra caldera presente algún que otro problema. Evidentemente, cuantos más años tenga, más proclive será a que surjan pequeños inconvenientes. Aunque es habitual asustarse y pensar que tendremos que cambiarla por otra nueva, no necesariamente tiene que ser así. Por regla general se trata de pequeñas incidencias fáciles de reparar, siempre y cuando lo haga un profesional cualificado. Como venimos recomendando desde GASALIA, nunca hay que manipular, si no sabemos su funcionamiento. No sólo podemos agravar el problema sino que también nos podemos exponer a peligros innecesarios.

- Fugas: Un alto porcentaje de incidencias se debe a este problema. Hay que tener en cuenta que el ph del agua con el tiempo puede afectar al sistema de tuberías. Lo más normal es que se produzca un desgaste y una corrosión. Cuando esto ocurre se producen pérdidas de agua por sus juntas. La reparación es sencilla. Simplemente habrá que volver a sellar por las zonas donde se producen estas fugas.

- No se enciende la llama y no va la calefacción: Lo primero que hay que comprobar en estos casos es el que termostato ambiente –si lo tenemos instalado- no se haya quedado sin pilas o se haya estropeado. Si viéramos que todo está correcto, seguramente se deba a que la sonda de calefacción pueda estar defectuosa o que el termostato interno de la caldera se haya estropeado y dejado de funcionar. En estos casos, la solución es más que viable llamando a un servicio técnico especializado.

- Se enciende la llama, funciona el Agua Caliente Sanitaria, pero no la calefacción: Si se da este caso y notamos que los radiadores están fríos y la caldera, en principio, parece funcionar correctamente, se puede deber una acumulación de aire en su interior que debería extraerse. Otro de los motivos podría ser que la propia instalación haya cogido aire o que el caudal de agua sea muy limitado.

- La llama se va encendiendo y apagando y no funciona ni la calefacción ni el Agua Caliente Sanitaria: Es un problema bastante habitual. El problema puede venir de la sonda de ionización o bien que los quemadores hayan acumulado mucha suciedad. Tanto en un caso como en otro, la reparación es bastante sencilla.

Evidentemente pueden darse otro tipo de averías así que siempre que haya un fallo habrá que consultar con un profesional. Recuerda que en GASALIA contamos con un servicio técnico especializado para atender cualquier incidencia.

Con nuestros productos aumentarás el confort de tu hogar. ¡Descúbrelos todos!

Lee también: Las señales de mala combustión de tu caldera.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información