Conecta a tu caldera un termostato o cronotermostato

Los termostatos digitales y los cronotermostatos son dispositivos que instalados en viviendas con calefacción permiten un ahorro considerable de energía sin tener que renunciar al confort y la comodidad. Su uso está muy recomendado en aquellos sistemas de calefacción que utilizan calderas de gasóleo, gas o petróleo. Colocados en tu hogar podrás regular fácilmente la temperatura así como decidir cuándo quieres que tu calefacción se ponga en marcha o apague.

Antes de explicarte las características y funcionalidades de un termostato o cronotermostato es importante que sepas diferenciar entre tres tipos de temperatura en tu hogar. En cualquier vivienda siempre hay una temperatura de inercia, es decir, unos grados mínimos que son independientes de las condiciones climáticas externas y que depende de factores como la ubicación de tu casa, los aislamientos, el tipo de suelo, etc.

Por otra parte, encontramos la temperatura de confort que son aquellos grados que te hacen sentir bien en casa, es decir, cuando no tienes sensación de frío ni de calor. La diferencia entre una y otra se llama temperatura intermedia y es la que hay que tener en cuenta para ahorrar energía. Siempre hay que conseguir que entre la intermedia y la de confort no se superen los 5ºC. Por ejemplo, si tu temperatura de confort es de 21 ºC, la intermedia estará en los 17ºC más o menos. Aquí es donde entra el papel de los termostatos digitales y los cronotermostatos.

Termostato digital

A diferencia de los tradicionales, un termostato digital cuenta con una pequeña pantalla en la que se ven los grados que hay en ese momento en tu hogar y te permite graduar la temperatura a partir de la información que te da en pantalla para conseguir la temperatura de confort. El termostato te permite consumir sólo lo que necesitas.

Cronotermostato

Incluye más funcionalidades. Además de los grados es programable. Con esta función puedes desde controlar en cualquier momento la temperatura por horas hasta programar su puesta en marcha y apagado y también de manera precisa su temperatura.

Cómo funcionan

Tanto uno como otro actúan como sistemas de control, es decir, abren y cierran un circuito eléctrico en función de la temperatura. Se conectan a la caldera y se encargan de desactivar y activar la calefacción de casa. Un termostato o cronotermostato lo que hacen es cerrar el circuito de calefacción para que el agua no se caliente y llegue a los radiadores.

Descubre en Gasalia las mejores calderas de gas con instalación, servicio de mantenimiento y además con una financiación a tu medida.

Lee también: No dejes pasar el frío. Aisla térmicamente tu hogar.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información