Calderas eficientes: un paso hacia la sostenibilidad

En el momento actual en que los de recursos naturales y energéticos escasea, es importante aplicar estrategias encaminadas a un desarrollo sostenible del planeta.

En los últimos años, los departamentos de Investigación y Desarrollo (I+D) de las empresas fabricantes de calderas han desarrollado nuevas soluciones. Se trata de las calderas eficientes que emplean una cantidad mucho menor de combustible y son respetuosas con el medio ambiente.

El concepto de eficiencia energética puede definirse como la disminución en el consumo de energía sin variar el servicio y prestaciones de un determinado producto o servicio ni el confort y calidad de vida. Habitualmente cuando nos referimos a este término siempre lo asociamos a la energía eléctrica quizás porque es la que primero nos viene a la cabeza y la que mayor uso tiene. Sin embargo, también puede y debe trasladarse a todas las fuentes energéticas que utilizamos a diario: gas, vapor, gasoil, etc.

Las calderas eficientes que han ido apareciendo en el mercado en los últimos tiempos dan un paso más en su apuesta por mantener un planeta más libre de contaminantes y, como consecuencia, a reducir el impacto medioambiental que pueden causar. Su principal característica es que emiten a la atmósfera una cantidad mucho menor de dióxido de carbono. Pero también van más allá. Un consumidor que en su domicilio tenga instalada una caldera de este tipo verá que las facturas que le llegan son más baratas, con ahorros que pueden superar el 20%.

En el mercado podemos encontrar calderas que ofrecen un alto rendimiento, con un funcionamiento bien a gas o gasóleo, que son mucho más eficientes que otras convencionales. Cuando se busca un equipo altamente eficiente con emisiones contaminantes muy bajas, las calderas de condensación son la mejor opción. Se basan en un sistema que recupera parte del calor de la propia combustión para calentar el agua. Además, el rendimiento aparente de estas calderas resulta ser superior al 100% frente al 70-90% de las convencionales, lo que puede resultar chocante, pero que es cierto.

En definitiva, utilizar una caldera eficiente energéticamente genera una serie de ventajas y beneficios para el consumidor, fabricante y población en general:

  • Menor coste de producción como consecuencia de un mejor consumo de energía.
  • Contribuye a cumplir con las exigencias medioambientales.
  • Disminuye el desperdicio de energía y gases contaminantes.
  • Cumplir con una obligación social en alza.

Descubre en Gasalia los mejores equipos y servicios al mejor precio. Todo el confort para tu hogar en nuestra tienda online.

Lee también: Haz un mantenimiento de la caldera periódicamente. Reducirás gastos y evitarás peligros.


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información